¿Qué podemos hacer si hemos presentado un borrador o una declaración de la renta con errores en los datos declarados?

Si advertimos errores u omisiones en los datos declarados, una vez presentado el borrador o la declaración del IRPF, el procedimiento para rectificar es distinto dependiendo de si los errores causan perjuicio al contribuyente o a la Hacienda Pública. Debemos recordar que no siempre los datos facilitados por la Agencia Tributaria son correctos, y por supuesto, no son vinculantes, incluso cuando es la misma Agencia la que elabora el Impuesto sobre la Renta, son muchos los errores advertidos.

Errores en perjuicio del contribuyente:

Si el contribuyente declaró indebidamente alguna renta exenta, computó importes en cuantía superior a la debida, u olvidó practicar alguna reducción o deducción a las que tenía derecho, podrá solicitar, por medio de un escrito dirigido a la Delegación o Administración de la Agencia Tributaria correspondiente a su domicilio fiscal, la rectificación de su autoliquidación, siempre que la Administración no haya practicado liquidación provisional o definitiva por ese motivo, y que no haya transcurrido el plazo de cuatro años (a contar desde el día siguiente a la finalización del plazo de presentación de las declaraciones, o bien, si la declaración se presentó fuera de ese plazo, desde el día siguiente a la presentación).

Es conveniente que haga constar claramente los errores y que acompañe justificación suficiente de los mismos.

Errores en perjuicio de la Hacienda Pública:

Los errores u omisiones en declaraciones ya presentadas que hayan motivado la realización de un ingreso inferior al que legalmente hubiera correspondido o la realización de una devolución superior a la procedente deben regularizarse mediante la presentación de una declaración complementaria a la originalmente presentada. Para ello puede utilizarse el programa PADRE.