COMO CREAR TU PROPIO SELLO DE IDENTIDAD EN TU ACTIVIDAD EMPRESARIAL (NOMBRE COMERCIAL)

Cuando en tu estrategia comercial creas que el nombre de tu negocio o producto va a jugar un papel muy importante, te conviene protegerlo para evitar que la competencia lo pueda usar. Es un elemento importante para diferenciarte, captar la atención de tus clientes y generar fidelidad por su parte.

El nombre comercial es el signo distintivo que identifica a una empresa en el tráfico mercantil y que sirve para identificarle, individualizarla y distinguirla de las demás empresas que desarrollan actividades idénticas o similares, mientras que la Denominación Social, es el nombre que identifica a una persona jurídica en el tráfico mercantil, como sujeto de obligaciones y derechos, y es el requisito previo a la constitución de una sociedad.

El nombre comercial es independiente de la denominación social, y por tanto, puede no coincidir. Un nombre comercial es un título que concede el derecho exclusivo a la utilización de cualquier signo o denominación como identificador de una empresa. Una misma persona natural o jurídica puede tener, si quiere, varios nombres comerciales para identificar actividades empresariales pertenecientes a diferentes sectores del tráfico económico.(Ejemplo: denominación social sería el nombre civil de una persona, y el nombre comercial sería el nombre artístico de dicha persona).

Pueden ser nombres comerciales:

  • Los nombres de la empresa
  • Las denominaciones de fantasía.
  • Las denominaciones alusivas al objeto de la actividad empresarial.
  • Los anagramas y logotipos.
  • Las imágenes, figuras o dibujos
  • Cualquier combinación de los signos mencionados.

Asimismo, si bien la inscripción del nombre comercial no es obligatorio, si es conveniente, por cuanto que podemos encontrarnos con empresas que usen como nombre comercial nuestra denominación social, de ahí la importancia de registrarlo.

A la hora de presentar tu solicitud, si el nombre comercial o marca que has elegido, incluye algún elemento gráfico, una determinada tipología de letra o colores tendrás que tener un diseño elaborado dado que te van a exigir presentar reproducciones del distintivo de tu nombre o marca.

Tienes que tener presente que va a ser tu seña de identidad y que conviene que sea fácil de pronunciar o fácil de memorizar o de vincular al producto o servicio.

Para evitar gastos y trámites innecesarios tienes que comprobar que no exista ya la denominación que pretendes registrar

Debes tener en cuenta que la tramitación de la solicitud puede tener una duración de entre 8 y 15 meses. A los diez años, desde la fecha de solicitud, la marca y/o el nombre comercial deben renovarse y pueden renovarse de forma indefinida. La OEPM te avisará del vencimiento de dicho plazo con antelación suficiente

Muchas empresas eligen una misma denominación y la protegen como marca, nombre comercial, denominación social y nombre de dominio para concentrar sus esfuerzos y sus inversiones publicitarias.

Si estás interesado en inscribir tu marca o nombre comercial, no dudes en consultarnos.